Inicio Nacionales Inflación llegaría hasta un 3% a finales de año

Inflación llegaría hasta un 3% a finales de año

99
0
Compartir

La inflación, mejor conocida por muchas personas como el costo de la vida, llegaría al 3 % a finales de este año, el rango más alto de los últimos dos años.

Así se desprende de un análisis elaborado por el investigador Rudolf Lücke, para el pronóstico del desempeño de la economía costarricense en el tercer trimestre del 2017, elaborado por el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

De acuerdo con Lücke, el crecimiento en los precios y las tasas de interés no tendrán resultados favorables, debido a que el ritmo de crecimiento de la economía se redujo, en especial por el aumento en el desempleo y en la pobreza.

“En el caso de la inflación se estima un crecimiento del 1,8 % al 2,8 % en los precios, este es uno de los crecimientos más altos que hemos tenido en los últimos 24 meses y ese valor se encuentra muy cercano al rango meta que tiene establecido el Banco Central que es de 3 % +/- 1”, explicó.

Lücke mencionó que un factor importante es el precio de los combustibles que a lo largo del año han aumentado alrededor de un 13 %, específicamente, las gasolinas súper y regular, incremento que se refleja en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el cual también afectó el tipo de cambio, especialmente en los insumos para producción.

La inflación se define como el crecimiento en el Índice de Precios al Consumidor, el cual es un índice que refleja los costos de 315 productos que componen la canasta básica de consumo.

Se trata de una canasta representativa de los productos que consumen los hogares costarricenses, pero si en una casa se compran varios de los artículos que la componen, significa que aumentará el gasto anual al compararse con el año anterior.

“¿Cuánto gasta todos los meses? Pero, en comparación con el año anterior, se le va a aumentar ese gasto en 1,78 %, nuestro pronóstico anda en el orden del 3 % para finales del año y la meta del Banco Central también, eso quiere decir que los hogares gastarían, en promedio, 3 % más en la compra de esos productos”, mencionó.

En palabras sencillas, si una familia invertía en su canasta básica ¢300 mil con la inflación estimada en el 3 %, le estaría costando ¢9 mil más al año.

Para Lücke, esta canasta incluye gran cantidad de productos, tales como combustibles y transportes públicos, los cuales no siempre aumentan al mismo tiempo, por ello, el resultado para una familia que utiliza el vehículo personal no será el mismo que el de una familia que emplea el transporte público.

El investigador agregó que, para el segundo semestre del año, se estima un crecimiento de entre 3,5 % a 4 %, el cual se mantiene estable hasta setiembre, es decir, el tercer trimestre del año.

“Es un crecimiento inferior a lo que se venía observando, teníamos un crecimiento en el orden por encima del 4 % y, en este momento, estamos viendo que más bien se va a ubicar por debajo de ese 4 %”, dijo.

En cuanto a la tasa de interés o tasa básica pasiva mencionó que se estima entre un 6,25 % y un 7,25 %, la cual aumenta, pues es considerablemente mayor a lo que se observaba en periodos anteriores.

Pese a esto, asegura que se debe prestar atención al 6,25 % correspondiente a junio, el cual se dio por la captación de los bancos públicos.

Lücke recalcó que el crecimiento económico está disminuyendo y que el semestre crece en 3,6 %, porcentaje menor que en los últimos cuatro trimestres.

El investigador añadió que el tipo de cambio buscó eliminar presiones en ese indicador, por lo que incrementó la oferta de dólares. Se pasó de no vender dólares en el periodo 2012-2013 a registrar ventas positivas en el año 2014-2015, sin embargo, las compras netas para esos dos periodos fueron de $43 millones y $460 millones, respectivamente.

“Si vemos cuánto son las ventas netas de dólares entre enero y junio del Banco Central durante el primer semestre, vemos que las del primer semestre del 2017 son superiores a todas las ventas netas que se han hecho en los últimos cinco años, pues realizó ventas netas por $827 millones”, dijo.

Es decir, la intervención del Banco Central para el primer semestre del 2017 fue mucho mayor que las realizadas en los últimos cinco años.

Este comportamiento puede ser nocivo si se mantiene por varios meses, pues podría concluir en el aumento en el costo del dólar.

Fuente: https://www.laprensalibre.cr